Gobierno de Bolivia ordena a militares y policías resguardar sitios estratégicos

El gobierno boliviano ordenó el lunes a las Fuerzas Armadas y a la Policía resguardar servicios públicos, infraestructura estratégica y convoyes de insumos médicos, tras una semana de cortes de rutas en protesta por la postergación de las elecciones.

«Desde este lunes las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional cumplirán la misión constitucional de resguardar las instituciones públicas, de infraestructura estrategia, como aeropuertos y plantas de gas», dijo el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez.

Los uniformados también custodiarán la provisión de oxígeno y otros insumos médicos que no pueden llegar a hospitales por los corte de caminos, agregó.

Según el gobierno, la falta de oxígeno, por el bloqueo de rutas, causó la muerte la semana pasada de 31 enfermos de covid-19.

El ministro de Defensa, Luis Fernando Peredo, dijo por separado que los militares custodiarán un convoy de camiones con más de 60 toneladas de oxigeno desde la ciudad de Santa Cruz (este) hacia Cochabamba (centro), La Paz y Oruro (oeste).

Santa Cruz produce el oxígeno para el resto de las ciudades bolivianas, donde los hospitales esperan con ansias su provisión en medio de la pandemia, que ha dejado hasta la fecha 3.640 fallecidos y 90.000 contagiados en el país.

El convoy debe cruzar la región cocalera del Chapare, en Cochabamba, bastión del exgobernante izquierdista Evo Morales (2006-2019), y otros caminos donde hay bloqueos.

López aseguró que el gobierno actuará con firmeza contra los cortes de ruta por parte de vecinos, campesinos e indígenas leales a Morales. «Pantalones y firmeza no nos faltan», afirmó.

Desde el lunes de la semana pasada hay bloqueos en todo el país, donde movimientos sociales denuncian que la postergación de las elecciones, decidida por el órgano electoral por culpa de la pandemia, busca perjudicar al candidato del Movimiento Al Socialismo (MAS), el partido de Morales.

Luis Arce, candidato del MAS, encabeza las encuestas, seguido del expresidente centrista Carlos Mesa y la mandataria interina derechista Jeanine Áñez.

El tribunal electoral pospuso las elecciones del 6 de septiembre al 18 de octubre. Es la segunda postergación de los comicios presidenciales y legislativos por la pandemia, inicialmente fijados para el 3 de mayo.

Más temprano, los jefes de las Fuerzas Armadas y de la Policía alertaron que existe un clima de confrontación en el país y llamaron al diálogo para conseguir la pacificación.

El jefe de las Fuerzas Armadas, el general Sergio Orellana, dijo que han detectado la presencia de «grupos de personas con armamento» y que «eso es terrorismo».

Fuente: Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *