$5249 millones y 335 413 empleos perdidos es impacto del COVID-19 en economía de Ecuador, reporta Banco Central

Las pérdidas que la pandemia del COVID-19 causó al sector privado en solo tres meses suman $5249 millones y casi el 40 % corresponde al comercio.

El Banco Central hizo la evaluación del impacto macroeconómico del coronavirus en el país y estima que en marzo, abril y mayo de 2020 la economía ecuatoriana decreció en 3,8 %.

El reporte de pérdidas realizado por el Banco Central muestra qué sectores fueron los más afectados por la pandemia.

Y otro impacto es un incremento de 4,1 % en el desempleo por efecto del COVID-19 en esos tres meses. La tasa de desempleo nacional a diciembre 2019 fue del 3,8 % y no se ha podido actualizar ese indicador oficial precisamente porque el confinamiento interrumpió el levantamiento de la información.

El informe del Banco Central calcula que por el COVID se perdieron 335 413 empleos y ahí el sector comercial también absorbe la mayor cantidad de bajas: 105 500 o el 31 %.

Le siguen transporte (43 800), manufactura (36 700), actividades profesionales (27 900), agricultura (26 900), construcción (25 000), alojamiento y servicios de comida (19 200), enseñanza y salud (16 700), otros servicios (13 800), administración pública (6400).

Además de correo y comunicaciones (3900), servicio doméstico (2800), actividades de servicios financieros (2600), acuacultura y camarón (1500), pesca (1400), suministro de electricidad y agua (1300) y petróleo y minas (200).

Eso solo por la pandemia, porque la previsión general del 2020 en uno de los escenarios que maneja la institución es que habrá 658 866 empleos menos (entre 596 517 y 775 652). Aunque desde otras instituciones se habla de que ya se está dando una leve recuperación. Por ejemplo, el Ministerio del Trabajo reporta que 289 258 contratos formales fueron terminados desde el 16 de marzo, pero a su vez se registran 127 579 nuevas contrataciones. Y el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), que lleva 270 638 desafiliaciones en cuatro meses de la pandemia, indica que así como ha perdido aportantes también hay 16 000 nuevos afiliados.

Estas son las previsiones para el peor año del país, pues la variación del PIB real respecto del 2019 va en un rango de -7,3 % a -9,6 % y eso representa la mayor caída registrada desde 1927, que es desde que existen datos: en 1933, en la gran depresión, fue -4,2 %. En 1999, con la crisis financiera, -4,7 %. En 2016, por el terremoto, -1,2 %, reporta el Banco Central.

Fuente: El Universo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *