El banco brasileño Itaú gana un 49,5 % menos en primer semestre por pandemia

Itaú Unibanco, la mayor entidad financiera privada de Brasil y con operaciones en varios países de Latinoamérica, obtuvo un beneficio neto de 6.825 millones de reales (unos 1.285 millones de dólares) en el primer semestre de este año, lo que supone un 49,5 % menos con respecto al mismo periodo de 2019.
El beneficio neto recurrente, que no contempla los efectos extraordinarios, fue de 8.117 millones de reales (1.528 millones de dólares) entre enero y junio, un 41,6 % menos frente a los mismos meses del año pasado debido a los efectos de la pandemia de coronavirus, según informó este lunes en su informe de resultados.
En el segundo trimestre de 2020 las ganancias netas del banco alcanzaron los 3.424 millones de reales (644 millones de dólares), equivalente a una reducción del 49,7 % frente al igual periodo de 2019.
No obstante, el beneficio neto del segundo trimestre aumentó un 0,67 % con respecto a los tres primeros meses de 2020, cuando registró un beneficio de 3.401 millones de reales (hoy unos 640 millones de dólares), mientras que el recurrente subió un 7,5 % en la misma comparación.
En este contexto, Itaú destacó en su balance que, «en medio del escenario adverso de la economía frente a la pandemia», ha notado «algunas señales de mejora a lo largo del segundo trimestre», periodo durante el cual los estados y municipios brasileños impusieron medidas de distanciamiento para contener la COVID-19.
Por ello, el banco decidió generar «menores provisiones» entre abril y junio con respecto al trimestre anterior, cuando empezó la crisis del nuevo coronavirus a nivel global.
El producto bancario, comparable a los ingresos totales, se ubicó en los seis primeros meses del año en los 57.216 millones de reales (10.775 millones de dólares), un 0,8 % menos frente al mismo periodo de 2019.
El margen financiero gerencial disminuyó un 1,5 % en el primer semestre de 2020 en la misma comparación hasta los 35.581 millones de reales (6.700 millones de dólares), y un 3,7 % en el segundo trimestre frente a los mismos tres meses de 2019 .
La cartera total de créditos de Itaú cerró junio pasado en los 811.300 millones de reales (152.790 millones de dólares), lo que supone un avance del 20 % frente al mismo mes de 2019.
En el informe de resultados, el banco también señaló que el índice de morosidad en operaciones vencidas a más de 90 días se ubicó en junio en el 2,7 %, con una reducción de 0,2 puntos porcentuales frente al mismo mes del año pasado.
El índice bajó a su vez 0,4 puntos porcentuales en relación al trimestre anterior debido a la «flexibilización de las condiciones de pagos de los préstamos» concedidos a las «micro, pequeñas y medianas empresas» a fin de mitigar los efectos económicos de la pandemia.

Fuente: Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *