OPINIÓN- Omar Estacio: Crónica Bolivariana desobediencia tributaria

Los ciudadanos tenemos derecho a no pagarles impuestos a los narcodesgobernantes felones.

Fue Henry David Thoreau, (Concorde, Massachusetts, EE UU, 1812-1862) pionero en esta materia. “Si un hombre pasea por los bosques, por amor a éllos, corre el riesgo de que le consideren holgazán; pero si, para enriquecerse, se pasa el día talando esos mismos bosques y dejándolos desnudos, se le apreciará como laborioso y emprendedor”. Por esa y otras reflexiones similares, la obra escrita del mencionado objetor, fue confiscada, un siglo después de muerto, por el chavista gringo, senador Joseph McCarthy (Winconsin, 1901-1957). De estar este último, vivo, lo tendríamos en nuestro Arco Minero depredando el medio ambiente, junto a faracos y elenos colombianos, chinos, turcos, iraníes y cualquier otro bicho de uña.

Cuando en 1846, Estados Unidos invadió México, Thoreau, fue a parar a la cárcel por negarse a tributarle a “un gobierno que apoya la esclavitud e invade países vecinos sin razones legítimas”.

La desobediencia thoureteana, hoy día, en lugar de no pagar impuestos, promueve la acción de pagarlos, defectuosamente. Es más fácil detectar y castigar, a quien no los abona de ninguna forma, que a quien abona menos de debido. Los motivos para ejercer tal modalidad de desobediencia civil son casi siempre, la corrupción con furor de Mesalina de los desgobernantes, la carencia de servicios elementales a cargo del Estado, agua, alimentación, electricidad, salud, vialidad, seguridad ciudadana.

Numerosas ONG prestan asesoría gratuita, para hacernos menos vulnerables a quienes ejerzamos tal tipo de insumisión, ver entre otras, nwtrcc.org – derechoderebelion.net – warresistenteces.org. Reflexionaba sobre lo anterior, ahora que el narcodesgobierno paria, pretende sobrecargarnos, a los contribuyentes, con la obligación de tributar en Petros o en cualquier otra criptomoneda que facilite el lavado de dinero negro.

Fuente: El Cooperante 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *